Usted está aquí

Enviado por orsa_web el Vie, 11/06/2020 - 16:37

normas de seguridad asfalto

Las mezclas bituminosas y los asfaltos en general son productos que no entrañan riesgos destacables si son manipulados de forma adecuada, aun así, contienen disolventes que producen riesgo de inflamación o explosión si no se manejan correctamente. Además, existen otros peligros relacionados como problemas respiratorios, dérmicos o de quemadura. Es por eso que se debe cuidar la manipulación de estos productos químicos y derivados mediante unas normas de seguridad claras y precisas marcadas por las empresas.

 

Riesgos en los trabajos de asfaltado

 

Los trabajos de asfaltado llevan implícitos una serie de riesgos que deben ser contemplados en los estudios y planes de seguridad de los responsables de prevención. Los riesgos más comunes son:

 

   Riesgos de inflamación o explosión de los productos que se utilizan en la composición del asfalto.

   Riesgos dérmicos por el contacto con materiales a altas temperaturas

   Riesgos de seguridad derivados del uso de los equipos de trabajo y máquinas de asfaltado.

   Riesgos de circulación: por realizarse el trabajo en numerosas ocasiones en zonas abiertas a trafico

   Riesgos higiénicos relacionados con la manipulación de los productos manejados

 

Medidas de prevención generales

 

En general, las medidas de prevención que deben seguir los trabajadores durante la utilización y manipulación de las mezclas bituminosas son:

 

1.     Realizar una correcta señalización de la zona para protegerse del posible tráfico que coexista

2.     Uso de los epi´s necesarios

3.     Seguimiento de los procedimientos establecidos en el plan de seguridad en coordinación con otros posibles gremios.

4.     Realización de reconocimientos médicos específicos periódicamente. Además, se debe ofrecer formación e información a todos los trabajadores sobre los riesgos a los que se exponen y la forma correcta de evitarlos.

 

Equipos de protección individual para la manipulación de asfalto

 Además de las medidas ya presentadas arriba, los trabajadores deben contar con equipos de protección individual como guantes adecuados, así como ropa, gafas, protectores faciales y calzado específico para realizar los trabajos. En concreto:

 

1.     Cazadora, abrigo o chaqueta de alta visibilidad.

2.     Uso de guantes térmicos y botas de seguridad.

 

La implementación de estas medidas preventivas combinadas con una correcta educación a los trabajadores sobre los riesgos a los que se enfrentan y las maneras de evitarlos favorecerá el éxito de una obra de asfaltado.

Por eso en ORSA apostamos por contar en la propia plantilla con técnicos formados en PRL. Esto nos permite garantizar la seguridad y salud de nuestras actividades de una manera directa, técnica y profesional.

Como consecuencia de ello, contamos con un sistema de prevención propio en el que establecemos todas las responsabilidades, protocolos de actuación y recursos tanto materiales como humanos. Un sistema que ha sido acreditado por AENOR mediante el estándar OHSAS18001:2007 “Sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo”.