Usted está aquí

Enviado por orsa_web el Mar, 10/27/2020 - 12:43

grava cemento

Suelo cemento – Grava cemento, ventajas y aplicaciones

El suelo cemento y grava cemento son mezclas homogéneas de material granular, cemento y agua con cemento y eventualmente aditivos. Se fabrican en central y convenientemente compactadas, se utilizan como capa estructural en firmes de carretera. El resultado: un material único que permite aprovechar los suelos existentes, reducir su coste y aumentar su resistencia y durabilidad.  

Composición del suelo cemento

Este suelo se compone un suelo granular o material de origen natural, rodado o triturado, o una mezcla de ellos, exento de todo tipo de materias extrañas que puedan afectar la durabilidad de la capa. El contenido mínimo de cemento en masa no será inferior al 3% respecto del total del material granular seco.  

La humedad óptima a la que se debe realizar el proceso de compactación vendrá definido por los datos obtenidos previamente del Proctor Modificado.

Composición de la grava cemento

En la grava cemento se utilizará un árido natural procedente de la trituración de piedra de cantera o bravera, y se suministrará al menos en dos fracciones granulométricas diferenciadas. El contenido mínimo de cemento en masa no será inferior al 4% respecto del total del material granular seco 

Igualmente, al suelo cemento, la humedad óptima a la que se debe realizar el proceso de compactación vendrá definido por el Proctor Modificado.

Ventajas del suelo cemento – grava cemento  

Hoy en día existe una mayor demanda en transporte debido al incremento del tráfico, por lo que se necesita una mayor calidad y durabilidad de los pavimentos. Los materiales tratados con cemento ofrecen una mayor capacidad de soporte y resistencia a los agentes atmosféricos, además de ser más amigable con el medio ambiente.  

Otro de sus beneficios es el de su capacidad para reducir el espesor de las capas que conforman el pavimento sin afectar a su capacidad estructural. Sin olvidar el significativo ahorro en materiales que supone utilizar suelo cemento, lo que aumenta el rendimiento de la construcción.

Además de estas, otras ventajas que ofrece son:  

  • Una mayor durabilidad frente a otros materiales de características similares.
  • Alta compatibilidad ya que puede ser añadido a diversas superficies o suelos, reduciendo el coste en transporte de material y aumentando su rendimiento.
  • Un mayor respeto por el medio ambiente, ya que al reutilizar los materiales de la zona no se necesita llevar a cabo una explotación de los recursos naturales.
  • Mínima inversión en mantenimiento. Cuenta con una gran resistencia al paso del tiempo y a la exposición de las diferentes condiciones ambientales.
  • Una gran mejora en los procesos de construcción.
  • Ayuda a la estabilización de los materiales de la zona con la consiguiente reducción de coste e impacto medioambiental.
  • Mayor estabilidad de la superficie, lo que se traduce en un menor número de fisuras y grietas y, por consiguiente, una mayor durabilidad del material y un menor mantenimiento.

Aplicaciones del suelo cemento – grava cemento  

Por lo general el suelo cemento y grava cemento se utilizan como capa estructural en firmes de carretera sobre la explanada y como base de las capas de asfalto en carreteras y autopistas, vías urbanas e interurbanas, caminos o carreteras.  

Para lograr un material de la máxima calidad, se deben llevar a cabo ensayos de laboratorio y hacer pruebas de campo. Por ello en ORSA contamos con dos plantas de fabricación propias en las que elaboramos y vendemos tanto suelo cemento, como grava cemento.

En nuestro laboratorio realizamos tanto el estudio previo de los materiales a utilizar con el objetivo de obtener la fórmula adecuada para cada trabajo como el posterior control de calidad de la unidad terminada.  

Nuestras instalaciones son dos plantas móviles GC-600 de alto rendimiento (600 Tn/h.) para la fabricación de estos materiales. Algo que supone una ventaja competitiva frente a las instalaciones fijas, ya que se produce una mayor optimización en la fabricación y puesta en obra. Esto se debe a la reutilización de los materiales ya existentes en la zona evitando el transporte de estos y del producto final con el consiguiente ahorro energético.  

Ofreciendo de este modo una solución integral y una garantía de calidad con respecto a la competencia.