Usted está aquí

Enviado por orsa_web el Mié, 12/02/2020 - 15:56

tipos de carreteras

Las carreteras son, hoy en día, imprescindibles para poder moverse a cualquier sitio y estar comunicado. Sólo en España hay actualmente más de 150.000 km que recorren todo el territorio. Por eso, una correcta planificación y toma de decisiones a la hora de construirlas es fundamental. Te explicamos qué tipos de carreteras existen y cuál es su impacto medioambiental.

 

Tipos de carreteras

Los tipos de carreteras se dividen en autopistas, autovías, carreteras convencionales, carreteras autonómicas y carreteras de la red provincial. Cada una de ellas tienen características propias y singularidades que las hacen diferentes.

Autopistas

Las autopistas son de uso exclusivo para automóviles y vehículos de carga y pasajeros. Además:

  • No tienen acceso a propiedades colindantes, lo que se debe tener en cuenta a la hora de solicitar nuevos accesos.

  • No pueden ser cruzadas a nivel por otras infraestructuras de transporte. Esto condiciona el diseño de enlaces para conectar con carreteras nuevas.

  • Disponen de más de un carril para cada sentido con distintas calzadas separadas entre sí.

  • Cuentan con arcenes laterales en cada banda.

  • Poseen curvas poco pronunciadas e intersecciones a distinto nivel mediante enlaces.

Autovías

Las autovías están construidas fundamentalmente para la circulación de vehículos automóviles y vehículos de carga y pasajeros. A diferencia de las autopistas, estas tienen:

  • Unos criterios de proyección de perfil longitudinal menos estricto que las autopistas.

  • Cuentas con más accesos que una autopista.

  • Posibilidad de andar con bicicleta por los arcenes.

Carretera convencional

Su calzada es única, con 2 carriles (generalmente 3 en cuestas para el tráfico lento). Cuentan con doble sentido de circulación y arcenes amplios (entre 1,5 y 2,5 m). La velocidad máxima permitida en carreteras nacionales es de 90 kilómetros por hora.

Carretera autonómica

Son las carreteras que enlazan las comarcas de cada Comunidad Autónoma y suelen soportar un tráfico elevado. Según su importancia y tráfico se agrupan en diferentes niveles, pudiendo ser de diferentes longitudes y a veces pueden estar desdobladas como autovías. Son competencia de las comunidades autónomas o de las Diputaciones Provinciales

Carretera de la red provincial

La Red Provincial de Carreteras pertenece a la Red secundaria de carreteras de España. Está formada por aquellas carreteras que son competencia de las Diputaciones Provinciales en las Comunidades Autónomas pluriprovinciales, y complementan la Red Autonómica de carreteras de titularidad de la Comunidad Autónoma.


 

Impacto ambiental de la construcción de carreteras

El espacio ocupado por las carreteras genera impactos negativos para el entorno desde su fase de construcción y durante toda su vida útil.

Algunas de las consecuencias relacionadas son:

  • Pérdida de capa vegetal

  • Modificación en los patrones naturales de drenaje

  • Cambios en la elevación de las aguas subterráneas

  • Erosión y sedimentación de ríos y lagos

  • Destrucción de entornos culturales

  • Interferencia y/o destrucción del entorno de animales silvestres

  • Tala de árboles


Los proyectos de construcción de carreteras se deben diseñar y presupuestar teniendo en cuenta las medidas preventivas y correctoras necesarias para minimizar los impactos medioambientales. Como, por ejemplo, la realización de cunetas, desagües o balsas de decantación para proteger el sistema hidrológico; o la plantación y protección de taludes y terraplenes para evitar la erosión del entorno.

Tras la construcción, los proyectos de conservación y mantenimiento son importantes de cara a los recursos y a mantener el medio ambiente.

En ORSA somos expertos en la construcción de carreteras utilizando el suelo de la zona, lo que nos permite reducir el impacto medioambiental no sólo por el reciclaje de suelos, sino por la reducción de contaminación al evitar el transporte continuado de material.

Además, tenemos implementado un Sistema de Gestión Integrado basado en las Normas Internacionales ISO 9001 “Sistemas de Gestión de la Calidad-Requisitos” e ISO 14001 “Sistemas de Gestión Ambiental – Requisitos con orientación para su uso”. Así como un sistema de Gestión de GEI, mediante la inscripción en el Registro de Huella de Carbono de la Oficina Española de Cambio Climático de MAGRAMA, por el que contamos con el sello distintivo de empresa que cuantifica sus emisiones Gases de Efecto Invernadero.

Con ello perseguimos obtener la plena satisfacción de nuestros clientes actuales y demostrar a los potenciales nuestra capacidad para realizar unos productos y servicios según sus especificaciones, pero que además sean respetuosos con el medio ambiente y sin riesgos para la salud de nuestros trabajadores.